Analizamos A Fisherman's Tale



Analizamos 'A Fisherman's Tale', un interesante juego para las Oculus Quest que entra por la vista y convence por sus mecánicas. A continuación, os desvelamos lo que nos han parecido las diferentes facetas de este interesante título, disponible en los principales sistemas de Realidad Virtual, como Steam, PlayStation VR, Oculus y Vive.

Si habéis podido ver algo del juego, estaréis de acuerdo con nosotros en que es un juego con un encanto especial. Ese acabado entre de película de Wes Anderson y de figuras de madera pintada nos llamó muchísimo la atención desde que pudimos ver la primera imagen del juego de Inner Space. Después de poneros las Quest y jugarlo, podemos aseguraros que todo tiene sentido y además la inmersión es fantástica. Vamos con el análisis.

Jugabilidad

'A Fisherman's Tale' arranca con una breve introducción o prólogo que nos sirve de minitutorial, y donde el juego nos pone al tanto de las acciones básicas, como el coger objetos o movernos por el escenario, con la típica rotación lateral o las telestransportaciones, con su típico arco que se tiñe de blanco cuando es posible llevarnos a donde marcamos, o de rojo si es que no. Lo que no es tan típico es que podemos lanzar nuestras manos, o más bien separarlas de nuestro cuerpo para alcanzar objetos en el suelo sin necesidad de agacharnos. Será tan sencillo como darle al botón B o Y y luego realizar la acción de agarrar. Luego traemos las manos a la posición inicial con volver a pulsar el botón. Interesante. En esta introducción, de la que os dejamos el vídeo completo a continuación, la interacción con el escenario es limitada, pero nos sirve para afrontar los puzzles que se nos presentarán a continuación.


Otra cosa que intuiremos en cuanto superemos esa introducción es que el juego incluye unas interesantísimas mecánicas de matrioska, y es que, además de una serie de objetos, algunos simple atrezzo y otros esenciales para avanzar en la historia, en el centro de la habitación aparecerá una miniatura del faro en el que nos encontramos con el que tendremos que interactuar. Como no queremos arruinar ninguna sorpresa, no vamos a profundizar en este punto, pero las mecánicas que se descubren en ese momento, y el abanico de posibilidades que nos ofrece, nos han regalado algunas de las sensaciones más mágicas y asombrosas que hemos experimentado en un juego de Realidad Virtual.

En cuanto a la inmersión, y la sensación de la escala, los chicos de Inner Space han hecho un maravilloso trabajo, y no era fácil en este juego en concreto. Realmente nos sentimos viviendo la aventura en primera persona, y no simplemente experimentando un viaje forzado o impostado. En contra, nos encontramos con el idioma, y es que el juego no está doblado ni traducido al castellano. Dispone de varios idiomas, pero el castellano no es uno de ellos, ni existe posibilidad de activar unos subtítulos en inglés o francés que podrían salvar a más de uno. Es cierto que la versión en inglés no es complicada de entender pero, como siempre en estos casos, depende de vuestro nivel. Tendréis que estar atentos de los que os va contando el narrador o podréis quedar atrapados en algún punto, aunque también es cierto que suelen insistir en las pistas si el juego detecta que no avanzamos.

Gráficos

La versión de las Oculus Quest, que es la que hemos podido jugar, disfruta de un apartado visual que, sin ser una locura fotorrealista, resulta creíble en todo momento y tiene el encanto que os contábamos al principio. Incluso aproximándonos a los objetos y las miniaturas, se nota el mimo y el detalle que el equipo ha dedicado, algo que era imprescindible para conseguir que una aventura como esta, donde la escala y las distancias juegan un papel fundamental, funcionen sin problema.



Las texturas, con ese acabado de madera pintada, con colores muy saturados y unos efectos que resultan vistosos, nos meten de lleno en un cuento infantil. Sin duda, éste, junto a las mecánicas, son los apartados más destacados de un videojuego realmente bonito de jugar.

Efectos y sonido

Dejando a un lado el tema del idioma, que ya hemos tratado al hablar de la jugabilidad, el doblaje resulta más que correcto, con un narrador que nos acompaña a lo largo de esta aventura, y aporta su granito de magia para transportarnos a este mundo de fantasía. Por otro lado, los efectos sonoros, con una buena utilización del entorno 3D para situarnos y guiarnos correctamente, junto con su notable banda sonora, nos acompañarán y ayudarán a completar e intensificar la experiencia.

Conclusión

'A Fisherman's Tale' es, sin duda alguna, una de las mejores experiencias que hemos disfrutado en Realidad Virtual, debido a su fantástico apartado artístico y lo asombroso de algunas de sus mecánicas. Es un juego cortito, más o menos dependiendo de vuestra destreza resolviendo los distintos puzzles que se nos plantean, pero muy, muy disfrutable. Desde aquí, os recomendamos que os hagáis con él y los juguéis con calma. Vale la pena recorrer e investigar los escenarios sin prisas, recreándose en los detalles.


A Fisherman's Tale
Abriendo la caja de juguetes
Un juego mágico, con mucho encanto, con una fantástica dirección artística y unas mecánicas interesantes que, aunque breve, vale la pena disfrutar con calma.
■ Jugabilidad
7,5
■ Gráficos
7,5
■ Efectos y sonido
7
Nota 3DA
7,5

A continuación, os dejamos el trailer de lanzamiento del juego.


Para más info, visitad la web oficial en afishermanstale-game.com

Podéis haceros con el juego en www.oculus.com/experiences/quest/2299967930057156/
Comparte en Google Plus

Acerca de Raúl Cerezo

Director y redactor en 3DA, El Portal del 3D y la Animación.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario